¿Qué es y para que sirve?

El Shiatsu considera que los distintos puntos del cuerpo, afectan no sólo a éste si no también a la mente y a las emociones. Etimológicamente, significa “presión con dedo”, es entonces una terapia manual en forma de masaje o estamento, su origen es japonés y su intencionalidad es armonizar las distintas partes del ser. Con esto, se mejora la salud y la vitalidad de la persona que lo recibe.

¿A quién está dirigido?

• Cualquier persona interesada en conocer las artes curativas, sin conocimientos previos.

• Ideal para personas que quieren incluir en su vida bienestar y que quieran descubrir el poder sanador que habita en todos.

• Personas que deseen de profundizar y busquen las terapias con enfoque profesional.

Equilibra y restablece el flujo del Ki

Las enfermedades y los malestares son causadas por un bloqueo, estancamiento o desequilibrio energético. El Shiatsu trabaja contrarrestando esto; se trata de reequilibrar física y energéticamente al paciente. Esto se logra mediante el conocimiento de los puntos que afectan las principales líneas y canales energéticos que se denominan meridianos y se relacionan con distintos órganos del cuerpo. El objetivo del Shiatsu es equilibrar y reestablecer el flujo de Ki (energía universal) en los meridianos.

El Zen Shiatsu (que practicamos en Aguadulce), fue desarrollado por Shizuto Mazunga, quien fue miembro del Instituto de Medicina Oriental y de la asociación psicológica de Japón. A diferencia del Shiatsu de Namikoshi, el Zen se inspira en la medicina tradicional china, es más dinámico e incluye más maniobras, estiramientos, movilizaciones, y la presión no se da solamente con los pulgares si no, dependiendo de la necesidad, con la la palma de la mano, el antebrazo o alguna articulación.